wms

Entrevista al sr. Skyles Calhoun Director del Colegio Público Woodbridge Middle School (Virginia; USA). Publicada en el suplemento de Enero de 2009 del boletín de EASSE.

MR. CALHOUN, ESTE ES EL SEGUNDO AñO DE APLICACIÓN DEL PROGRAMA DE CLASES DIFERENCIADAS EN SU COLEGIO. ¿PODRíA DECIRME POR QUÉ DECIDIÓ INTRODUCIR CLASES SOLO DE NIñOS Y NIñAS EN UN COLEGIO PúBLICO QUE SIEMPRE HABíA SIDO MIXTO?

 

Hace tres años, cuando me nombraron director del colegio, nos encontrábamos realmente en transición. Dos de los tres administradores eran nuevos en Woodbridge y el tercero había estado como ayudante del director únicamente durante seis meses. Aún más, el colegio estaba cambiando incluso en aspecto y estructura interna de forma radical. Hace años teníamos un 80% de estudiantes blancos, con un 14% de estudiantes que venían de familias catalogadas como socioeconómicamente en desventaja. Sin embargo, actualmente la situación ha cambiado mucho, volviéndose más diversa y compleja. Tenemos un 30% de blancos; 30% de afroamericanos; 30% de hispanos; 7% de asiáticos y un 3% de otras minorías. Las familias con problemas socioeconómicos han aumentado un 39% más o menos.

En estas circunstancias, nos dimos cuenta de que era necesario promover un cambio en nuestro programa y en nuestras estructuras básicas para dar una respuesta a esta compleja y diversa comunidad de estudiantes. Además, 12 de los 15 colegios de educación media en nuestro municipio tienen programas especiales, como por ejemplo, lengua extranjera, refuerzo de matemáticas, bachillerato internacional, etc. Woodbridge, sin embargo, no estaba aplicando ningún tipo de programa parecido. Mientras estábamos pensando qué hacer para fijar una nueva dirección y dar un giro a la visión de nuestro colegio, llegó a nosotros y nos llamó la atención, la investigación realizada por el Dr. Leonard Sax, Presidente de NASSPE, sobre la importancia de atender a las diferencias entre los sexos en el aprendizaje. Cuanto más leíamos y estudiábamos, más nos interesábamos por el tema. Todo el personal del colegio nos apasionamos con la idea de las clases separadas por sexo como una nueva opción educativa y decidimos aprender, investigar y formarnos al respecto para sacarle el máximo provecho posible.

Como colegio, hubo unanimidad total en este sentido y el consejo escolar nos concedió el permiso para ofrecer este tipo de clases, como una opción más de los padres de Woodbridge.

 

¿CUÁL FUE LA REACCIÓN DE LOS PADRES LA PRIMERA VEz QUE SE LES OFRECIÓ EDUCACIÓN SEPARADA POR SEXO?

En primer lugar, tengo que señalar que los padres han sido fundamentales en el desarrollo de este proyecto. Nosotros sabíamos que para conseguir su apoyo era preciso que el programa fuera un éxito; también necesitábamos educar a los propios padres. Ellos necesitaban saber y comprender el por qué de este cambio. Para ello, contratamos al Dr. Sax en un programa inicial de orientación para padres. Sus exposiciones fueron todas ellas muy bien recibidas. Aproximadamente un 80% de los padres que participaron en el programa de orientación eligieron posteriormente para sus hijos la opción de clases separadas por sexos.

 

DESPUÉS DE UN AÑO DE EXPERIENCIA, ¿PUEDE DECIRME ALGÚN RESULTADO QUE LE HAYA LLAMADO ESPECIALMENTE LA ATENCIÓN?

En este momento nos encontramos preparando un detallado reportaje para el consejo escolar sobre los resultados obtenidos hasta ahora, pero realmente todavía tenemos que esperar para tener más datos concluyentes antes de dar un veredicto final sobre el éxito del programa. Los resultados mágicos no suceden de la noche a la mañana pero estamos muy animados por las mejoras que percibimos y experimentamos con nuestros alumnos a diario. El entusiasmo de nuestros estudiantes es el mejor dato y el más convincente. Por otra parte, debo decir que los resultados están siendo exactamente como esperábamos.

Académicamente, las niñas lo están haciendo excepcionalmente bien y, en relación con los chicos, sinceramente, no esperábamos que su mejora académica fuera tan espectacular como lo está siendo durante cinco años han estado en clases que no estaban diseñadas para satisfacer sus exigencias y necesidades. Nuestra victoria con los chicos este primer año es que están diciendo: “¡¡¡me gusta el cole!!!. Esto no sucedía antes cuando iban a clases mixtas.

 

¿LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA LES CONCEDE ALGúN TIPO DE AYUDA ECONÓMICA PARA LA IMPLEMENTACIÓN DE ESTE TIPO DE EXPERIENCIAS?

De momento no recibimos ninguna subvención para nuestro programa single-sex.

 

¿QUÉ HA SIDO LO MEJOR EN LAS CLASES DE NIÑAS Y QUÉ HA SIDO LO MEJOR EN LAS CLASES DE CHICOS?

Las niñas se sienten como si realmente tuvieran voz. Los profesores dicen que ahora participan más en la clase y tienen la autoestima más elevada, también han adquirido mayor confanza en sus propias habilidades. Por otra parte, los profesores perciben que los chicos se comprometen más activamente en las lecciones y que su interés por aprender es mayor y más explícito.

 

¿PODRÍA DECIRME ALGUNA DESVENTAJA O PROBLEMA DE LA EDUCACIÓN SINGLE-SEX?

Bueno, yo no lo calificaría como problema o desventaja, simplemente le diré que es difícil realizar una experiencia tan especial sin ayuda externa. Cuando pruebas algo que nunca ha sido antes experimentado, es bueno conseguir la validación de algún experto externo al colegio capaz de confirmar que estás tomando las decisiones adecuadas y que estás haciéndolo de la mejor manera posible. A pesar de que hemos aprendido mucho a través de conferencias y por medio de nuestra propia investigación y estudios, mis profesores, a menudo, se preguntan si lo están haciendo bien o no. Nosotros realmente sólo contamos con nuestras propias ideas y criterios. Después del primer año, los profesores sienten que necesitan estrategias adicionales y más formación. Ellos están continuamente incorporando estrategias para dar respuestas a las diferencias entre los sexos en el aprendizaje pero al mismo tiempo necesitan que algún organismo especializado o algún experto en la materia, exterior al colegio, valide estas experiencias.

Para ello invitamos a David Chadwell (Single-Gen-der Initiatives Coordinator; Office of Public School Choice, South Carolina Department of Education) especialista en educación diferenciada del Departamento de Educación de Carolina del Sur, quien se encargó durante todo un día de mostrarnos las mejores estrategias para niñoslas mejores estrategias para niñas. Mientras los profesores escuchaban su exposición era muy gratificante oírles decir una y otra vez: “¡Eso es precisamente lo que yo hago! ¡Yo he aplicado esa teoría y en la práctica funciona!. En definitiva, ellos sencillamente necesitaban la validación de un experto sobre las estrategias que estaban adoptando.

La formación debe ser constante y es fundamental. El pasado mes de octubre, acompañado por siete profesores de Woodbridge, participé en la última conferencia internacional de NASSPE (Mem-phis). Nuevamente, todos salimos de allí sintiendo que realmente estábamos haciendo lo correcto con nuestros alumnos.

 

¿CREE QUE LA FORMACIÓN DE PROFESORES ES UN ELEMENTO ESENCIAL PARA EL ÉXITO DE LAS CLASES DIFERENCIADAS POR SEXO?

Sin duda alguna es la primera necesidad que se debe atender. La formación del profesorado es imprescindible. Lo primero que todo colegio que quiera ofrecer clases separadas por sexo debe hacer es un entrenamiento y formación, tanto inicial como a medio y largo plazo, de sus profesores. No recomiendo a nadie la implementación de un programa single-sex sin que primero sus profesores se hayan sometido a una profunda investigación y a cursos de formación exhaustivos.

 

EN LOS EEUU SON AFORTUNADOS YA QUE PUEDEN EXPERIMENTAR CON CLASES SINGLE-SEX EN COLEGIOS PÚBLICOS Y ADEMÁS CON EL APOYO DE LOS GOBIERNOS TANTO FEDERAL COMO ESTATAL ¿QUÉ OPINA DE LOS PAíSES EN LOS QUE TODAS LAS ESCUELAS PÚBLICAS SON MIXTAS Y POR LO TANTO SI USTED QUIERE PARA SUS HIJOS EDUCACIÓN DIFERENCIADA TIENE QUE PAGAR UN COLEGIO PRIVADO?

Sí, considero que somos afortunados. Pero le recuerdo que este modelo constituye una absoluta novedad y que el respaldo social todavía no es absoluto e incuestionable. El Gobierno federal simplemente legalizó la oferta de clases diferenciadas sin embargo, la Unión de las Libertades Civiles Americanas (ACRU) continúa luchando para anular o ilegalizar esa decisión