Proporcionar a los niños tiempo extra para procesar la información es muy recomendable sobre todo si se ha presentado de forma oral.