Entrevista publicada en Kindsein

Es médico de familia y psicólogo. Fundó la Asociación Nacional para la Educación Pública Diferenciada en Estados Unidos.

Por la consulta de Leonard Sax han pasado miles de niños de todas las razas y estratos sociales. Asegura tener una perspectiva única de las diferencias de género.

PREGUNTA: ¿Qué es lo que se ha conseguido en estos 40 años de educación mixta?

 LEONARD SAX: Hemos hecho como que no importa el género. Irónicamente, el resultado ha sido una radicalización de esos estereotipos. Hay MENOS chicas jóvenes en Europa Occidental y Norteamérica estudiando Informática y Física, en comparación con hace treinta años. Hay menos chicos jóvenes en Europa Occidental y Norteamérica que se dediquen con pasión a la historia del arte o la poesía, en comparación con hace treinta años. Ignorar el género no hace que desaparezca. Desafortunadamente, ignorar las diferencias de género—educar a las chicas y a los chicos juntos, sin antender a las diferencias— a menudo tiene como consecuencia el refuerzo de esos estereotipos.

PREGUNTA: ¿Se puede defender la educación diferenciada (single-sex education) exclusivamente desde el punto de vista científico, sin que hayan motivos religiosos o morales ocultos?

 LEONARD SAX: Hablando en nombre del NASSPE (National Association for Single Sex Public Education) Advisory Board, que presido, puedo decir con certeza que no tenemos ningún objetivo religioso o moral oculto. Nos preocupa ampliar los horizontes educativos para chicas y para chicos. La creciente popularidad de la educación diferenciada en los EEUU no tiene nada que ver con objetivos “religiosos o morales”.

 PREGUNTA: Hay estudios que han demostrado que la escuela diferenciada no ofrece ningún beneficio.

 LEONARD SAX: Tienes razón otra vez. Algunos estudios muestran que la educación diferenciada tiene muchas ventajas. Algunos muestran ventajas pequeñas, o ninguna. Unos pocos estudios incluso sugieren que la educación diferenciada puede ser perjudicial. ¿Por qué tanta variedad?

La respuesta es muy sencilla. Sólo con poner chicas en un edificio y chicos en otro se consigue poco o nada. El formato de un sólo género crea oportunidades. Pero si los profesores no tienen preparación para aprovechar esas oportunidades, el resultado dependerá del azar. Los estudios que no muestran ventajas, o que muestran inconvenientes, de la educación diferenciada son TODOS estudios en los que los profesores NO tenían preparación sobre cómo aprovechar las ventajas del formato de un sólo sexo. Un profesor con veinte años de experiencia en coeducación puede estar en una gran desventaja en el aula diferenciada porque, por ejemplo, las estrategias que funcionaban bien en un aula mixta son a menudo un desastre en un aula sólo de chicos.

PREGUNTA: ¿Quién está más desfavorecido en un aula mixta, el niño o la niña?

 LEONARD SAX: Esta cuestión parece dar por supuesto que todos los niños están en desventaja en un aula mixta. No es cierto. Algunos van bien en aulas mixtas. Nosotros no decimos que todos los niños deban estar en una aula de un sólo sexo. Hay mucha variedad en chicas y en chicos. Creemos que los padres deben tener ELECCIÓN de formatos. Dejemos a cada padre que decida qué es lo mejor para su hijo. La educación mixta no es lo mejor para todos. La educacción diferenciada tampoco. Los padres deben poder elegir.

PREGUNTA: ¿Habría más mujeres matemáticas o ingenieras si hubiese enseñanza separada por sexos?

LEONARD SAX: Por supuesto. Puedes encontrar datos al respecto en el web de nuestra asociación.

PREGUNTA: Los promotores de la escuela diferenciada defienden que es “un sistema pedagógico moderno y progresista”. ¿En qué se diferencia de la que se impartía hace 50 años?

LEONARD SAX:¡Un momento! Nadie quiere volver a los malos viejos tiempos de hace cincuenta años. Hace cincuenta años, las escuelas de chicos tenían los mejores recursos, y las escuelas de chicas tenían las sobras. Hace cincuenta años, los chicos estudiaban física e ingeniería, mientras las chicas estudiaban cocina. ¡No queremos volver a eso! No estamos intentando “volver” a nada. Estamos intentando utilizar este formato para AMPLIAR los horizontes educativos. Hace cincuenta años, la educación diferenciada se utilizaba para meter a los chicos y a las chicas en cubículos azules y rosas. No queremos eso. Estamos utilizando el formato diferenciada para animar a más chicas a estudiar informática, física e ingeniería; y para animar a más chicos a preocuparse por el arte, la historia del arte, los idiomas, la música, etc.