Según informa ABC  (ver) los centros de Educación Diferenciada Torrevelo (Cantabria) y ElChato (Sevilla) recurrirán la sentencia del Tribunal Supremoen la que se les niega la subvención.

Recoge unas palabras de Antonio Sánchez-Campra en las que, entre otras cosas dice: “si los colegios diferenciados por sexo segregaran, habría que cerrarlos, porque segregar es un delito. La educación diferenciada es una opción pedagógica respetada en todo el mundo como otra cualquiera, tan legítima como otra”.

Recuerda que anteriormente a esta sentencia “hay diez o doce” que dan la razón a los centros que llevan a cabo como modelo pedagógico la Educación Diferenciada.

Recoge también declaraciones de Alfonso Aguiló Pastrana, director de Tajamar, y vicepresidente de CECE, en las que dice: “La sentencia del TS es una muestra de que hay que mejorar las leyes».

Este fallo en contra de los dictámenes hasta ahora, tiene mucho que ver con los magistrados que han llevado el caso y es, sin duda, «un retroceso».

La “educación dferenciada no discrimina y tienen mucho éxito en países como Escocia, Irlanda, Inglaterra, Nueva Zelanda, EE.UU., etc.” Califica la sentencia de «ambigua» y esa es una razón más de por qué la recurrirán.