Implicación educativa del padre.

Con motivo de la celebración del día del padre se ha presentado el informe “La importancia de la figura paterna. Consecuencias en la educación de los hijos”. El estudio impulsado por The Family Watch, ha sido realizado por la profesora de la Universidad Carlos III de Madrid, María Calvo.
El objetivo del mismo es analizar, porque la sociedad aún no se ha puesto al día con los sorprendentes cambios culturales que han tenido lugar en el hogar y en el lugar de trabajo en los últimos cincuenta años. Los estereotipos han cambiado. El clásico padre sostén económico y material de la familia, ya no nos sirve en una época de creciente diversidad en el modelo familiar.
En España hay más de un millón de hogares en los que las mujeres se hacen cargo de todo. Sin embargo, en el último año los hogares con padres solos se han incrementado en un 5,1% (en relación a un 3,2% de madres solas). Si lo llevamos al ámbito europeo, el 53% de los hogares monomarentales están en riesgo de pobreza y esto les aboca a la exclusión social. Estudios demuetsran que existe una clara relación entre pobreza y ausencia del padre. Para la profesora María Calvo “es necesario estudiar sus causas y tomar medidas urgentes”.
La ausencia paterna está detrás de la mayoría de los casos de delincuencia juvenil. Diversos estudios analizados por la profesora de la Universidad Carlos III demuestran que la carencia de padre está en la base de la mayoría de los problemas sociales aún más urgentes, desde la pobreza y la delincuencia, hasta el embarazo en adolescentes o la violencia doméstica. Según un estudio de las Naciones Unidas analizado en el informe los niños que han crecido sin padres son más proclives a no querer asumir responsabilidades con sus hijos.
Pero si hablamos de fomento de la conciliación, el éxito de cualquier política pública pasará por tener en cuenta a los padres. La implicación del padre en el hogar favorecerá la incorporación o el matenimiento de las mujeres en el mundo profesional y en consecuencia, poder conciliar. Desde ese punto de vista se demuestra que los padres que reciben apoyo en sus puestos de trabajo para el ejercicio de la paternidad, son mejores trabajadores, más eficaces y leales. Y aquellos padres que mantienen una relación positiva y comprometida con los hijos también la tienen con sus obligaciones laborales.
Otra de las conclusiones que se extrae del informe es que cuando los padres separados no viven con sus hijos, las investigaciones demuestran, que la relación padre-hijo en muchos casos acaba desapareciendo con el tiempo. Para la investigadora “ está demostrado que las relaciones de apego padre-hijo/a son tan fuertes como con la madre y que por lo tanto, los padres aportan consecuencias muy beneficiosas para sus hijos”.
El informe aboga porque desde las administraciones se realicen campañas publicitarias, como ya se han hecho en otros países, que pongan en valor la figura paterna desde todos los ámbitos e incluso se otorgue un reconocimiento, tanto fiscal como social, a las empresas “father friendly”.
Si bien en España se está apostando por el aumento paulatino de los permisos de paternidad, desde el 1 de abril se pasará a las 8 semanas, para María José Olesti, directora general de The Family Watch “es necesario el fomento del “parenting” , tal y como recomienda el Objetivo 5.4 de los ODS que desde Naciones Unidas, es decir, apostar por la corresposabilidad, ya que si bien consideramos esencial no sólo que se siga apoyando a las mujeres, también creemos que se debe fomentar una valoración social de la figura paterna, aspecto esencial para cambiar la conciencia social de que las políticas de conciliación sólo deben tener en el centro a las mujeres, ya que ambos progenitores son imprescindibles, algo que ha venido ha demostrar este informe”.

Sobre este tema también se puede consultar el  libro Padres Destronados de María Calvo.