Nota de prensa emitida por Escuelas Católicas (FERE-CECA-EG) (visitar web) el pasado 21 de enero de 2009 sobre la libertad de enseñanza y su relación con la injustificada intención de privar a los centros de Educación de Diferenciada de los conciertos educativos.

“Es injusto privar del concierto a los centros de educación diferenciada”

21 de enero de 2009. “Si bien Escuelas Católicas ha promovido en sus centros el modelo educativo de la coeducación, defendemos la libertad de enseñanza como un derecho contemplado en nuestra Constitución que debe ser promulgado por las administraciones educativas”. Manuel de Castro Barco, secretario general de Escuelas Católicas (FERE-CECA y EyG) ha querido salir al paso de la polémica en torno a la educación diferenciada con estas declaraciones, en las que también ha apuntado que “es injusto que los poderes públicos discriminen tanto a los centros que optan por un modelo pedagógico debidamente contrastado, como a las familias que lo elijen”.

“La educación diferenciada no es discriminatoria ni desde el punto de vista legal ni desde el jurídico. Tanto la Constitución Española como el Tribunal Constitucional y el Supremo (en dos ocasiones a lo largo de 2008), sin olvidar diversos tratados internacionales, corroboran que la educación diferenciada no debe estar bajo sospecha”, señaló Manuel de Castro, quien también recordó que la UNESCO (Convención relativa a la lucha contra las discriminaciones en la esfera de la enseñanza, elaborada en 1960 y reafirmada en 1999, artículo 2 a), señala explícitamente que no es discriminatorio “crear o mantener sistemas o establecimientos de enseñanza separados para los alumnos de sexo masculino y para los de sexo femenino, siempre que estos sistemas o establecimientos ofrezcan facilidades equivalentes de acceso a la enseñanza, dispongan de un personal docente igualmente cualificado, así como de locales escolares y de un equipo de igual calidad y permitan seguir los mismos programas de estudio o programas equivalentes”.

La polémica sobre educación diferenciada se ha reavivado estos días por la decisión de la Junta de Andalucía de retirar el concierto a los centros que no sean mixtos, y a este respecto el Secretario general de Escuelas Católicas ha lamentado que “se esté poniendo en tela de juicio un modelo pedagógico internacionalmente aceptado que busca potenciar al máximo las capacidades de cada sexo adaptándose a sus diferencias en el ritmo de aprendizaje y en el proceso de maduración. En ningún caso se pretende reproducir roles sexistas y trasnochados que jamás defenderíamos”.