Como recoge el Diario de Navarra en su versión digital (ver) el Gobierno Foral de Navarra discrepa del planteamiento que el gobierno central pretende con la llamada Ley de Igualdad de Trato y no Discriminación.