congresoalced2575x375

“Nuevos escenarios para la educación de mujeres y varones”

Descargar ponencias del Congreso

Más de 200 docentes de 12 países de Latinoamérica, de EEUU y España, participaron del II congreso latinoamericano de Educación Diferenciada “Nuevos escenarios para la educación de mujeres y varones”. El mismo fue organizado por ALCED Argentina (Asociación Latinoamericana de Centros de Educación Diferenciada) (visitar web) los días 3, 4 y 5 de septiembre en la sede de la Universidad Católica Argentina de Puerto Madero.

ALCED argentina (www.alcedargentina.com.ar) está formado por un grupo de profesionales de la educación y padres de familia, interesados en el estudio y en la difusión de los beneficios de la educación diferenciada por sexos, como un aspecto de la atención a la diversidad en la escuela. Desde que se formó ALCED Argentina, en el año 2006, sus miembros han dado más de 20 conferencias, cursos y seminarios en diferentes instituciones educativas de Argentina y en los congresos de México y Barcelona.

La sociedad actual requiere por partes iguales la presencia del varón y de la mujer en todas las esferas o ámbitos vitales (público y/o privado). Este tema está llegando a las aulas ya que en este nuevo escenario de la educación diferenciada, se intenta atender a las características propias de chicos y chicas, en el desarrollo de todas las dimensiones de su ser personal desplegando toda la riqueza propia del ser varón o mujer sin reforzar estereotipos de género.

El objetivo de este congreso se centró en ofrecer un espacio que permitiera el diálogo y la reflexión acerca de la educación diferenciada por sexos. Un encuentro científico dirigido a profesionales del ámbito educativo y a padres de familia que, interesados en una educación personalizada para sus hijos, puedan encontrar interesantes respuestas en este nuevo enfoque de la educación.

Un tema clave que se trató fue el de educar en la igualdad. Igualdad en la identidad más profunda que es la dignidad del ser humano. También se abordaron las diferencias entre el sexo femenino y el masculino: diferencias en procesar las informaciones que reciben, en expresar los sentimientos, en vincularnos unos con otros, en las preferencias, en lo que valoramos, en la manera en que damos órdenes, en la forma en que discutimos, en los ritmos de aprendizaje, etc. Todos datos importantes para tener en cuenta a la hora de educar en la complementariedad; en el reconocimiento, aceptación y el respeto por el aporte de cada sexo, que le otorga una mayor riqueza a las tareas que emprendan juntos. Como expresó la Dra. Paola Delbosco: “Cada persona es portadora de una iniciativa original que puede enriquecer la tarea común, pues su legado cultural, su experiencia individual y su historia constituyen un paquete único de elementos que dan un carácter peculiar a su punto de vista y a sus intervenciones. Dentro de las diferencias y de las originalidades, hay un lugar especial para la diferencia fundamental: la de ser mujer o varón”.

La educación diferenciada se presenta una alternativa interesante en muchos aspectos. Algunos de ellos son: promover la igualdad de oportunidades educativas la reducción de estereotipos de género en el aula, mejorar la convivencia escolar, la disciplina, aspectos académicos e incluso de personalidad y autoestima. Los investigadores y especialistas presentes, avalaron estas afirmaciones con sus estudios. El Lic. Jaume Camps trató ampliamente el concepto de escuela como entorno artificial, independiente –con objetivos y fines distintos- de la familia y la sociedad y reforzó la urgente necesidad de formar al profesorado en cuestiones de género y educación.
Una de las conclusiones a las cuales se llegó fue que si se quiere educar en la complementariedad, se debe educar en la propia identidad sexual. La Dra. Zelmira B. de Rey desarrolló el tema ampliamente afirmando que “el sexo psicológico supone la convicción íntima y firme de pertenencia a un sexo determinado” y analizó las 7 dimensiones que se tienen que tener en cuenta en el desarrollo de la identidad sexual.

El Dr. Conrado Estol, quien desarrollo los datos de la neurociencia en relación con las diferencias entre mujeres y varones, planteó la posibilidad de un estudio prospectivo multi- céntrico en el que se evalúen variables psico- sociales, intelectuales, económicas y profesionales.

El Lic. José María Barnils, presidente de EASSE (European assosiation single-sex education) afirmó que “la educación diferenciada, lejos de estar ligada a una época, a una ideología o a un tipo de escuelas, está creciendo hoy con fuerza en todo el mundo en ámbitos, países, culturas y realidades políticas muy diferentes. Este crecimiento se da especialmente es la escuela pública”.

Cornelius Riordan, Ph.D. del providence College (Boston, USA) presentó interesantes resultados de este tipo de educación especialmente en clases socialmente desfavorecidas. Entre las conclusiones del Congreso se expresó: “Es de esperar que las autoridades educativas puedan incluir la educación diferenciada en las escuelas públicas y privadas de tal manera de ofrecer a las familias una mayor diversidad de opciones educativas. Imponer un modelo único es regresivo y empobrecedor”. Carlos Galmarini, continuó afirmando que “los padres tienen derecho a conocer los beneficios de la educación diferenciada a la hora de la elección de colegios para sus hijos. Los padres son los primeros responsables en la educación de sus hijos. Tienen derecho a recibir toda la información que pueda ayudarlos a cumplir con su rol educativo y formativo”.

Algunos datos:
Según un estudio realizado por EASSE solicitando información a más de 120 gobiernos, y con datos obtenidos de 70 naciones de los cinco continentes, hay más de 210.000 escuelas de educación diferenciada con 40.050.000 alumnos. En Australia hay actualmente 1479 escuelas diferenciadas, de las cuales 139 públicas. La tendencia a valorar esta propuesta educativa es patente en estudios como el elaborado por Australian Council for Educational Research el año 2001. Este organismo independiente de investigación hizo un seguimiento de la evolución de 270.000 estudiantes durante seis años. El informe llegaba a la conclusión que los alumnos educados en aulas de un solo sexo habían obtenido resultados académicos entre un 15 y un 22% mejores que los que iban a escuelas mixtas. En el estado de Nueva Gales del Sur se está experimentando con clases y escuelas de un solo sexo para mejorar la educación. Actualmente, 75 escuelas públicas participan en esta iniciativa. En el sistema público se ofrece, ya, la posibilidad de escoger mixta (co-educational) o diferenciada (single-sex).
Además se propuso incentivar un mayor intercambio Latinoamericano de experiencias, a través de redes de comunicación, favorecidas por la tecnología de hoy en día y por una fuerte identidad de los 14 países que han participado de este Congreso. Así como también, promover más investigaciones académicas para indagar en las particularidades de la educación mixta y diferenciada. Para ello la Universidad puede prestar un servicio importante y encuentre un nuevo espacio de articulación con las escuelas.

El próximo Congreso de Educación Diferenciada se realizará en Colombia dentro de tres años, mientras tanto se realizarán simposios, jornadas y pequeñas investigaciones como elementos preliminares para llegar con aportes reales y entusiasmo al congreso de Colombia.

Carlos Torrendell, Director del Departamento de Educación de la Universidad Católica Argentina expresó: “Este congreso, que para muchos puede resultar políticamente incorrecto, es una verdadera celebración de la educación. Estos temas que no se tratan por miedo, en un extraño proceso de auto represión, son el presente y futuro de la educación. Es uno de los desafíos centrales de la renovación de la pedagogía contemporánea”.