Hace unos dias el sindicato nacionalista CIG hizo saber a los medios su intención de presentar un recurso contencioso administrativo contra la Consellería de Educación por el sostenimiento de colegios de Educación Diferenciada con fondos públicos.
Como no podía ser de otra manera los argumentos esgrimidos no son nada originales y se centran en que estos centros discriminan por razón de sexo y se encuentran fuera de la legalidad. A unos argumentos tan pobres y hay que sumarle las faltas de respeto tanto a los directivos de los centros como a los padres que envían sus hijos a éstos, tíldandoles de retrogrados, comparándolos con el nacismo, la segregación racial y llamándoles mentirosos.
Cusiosamente la Directora General de Educación se hizo eco de la denuncia y de la misma falta de respeto hacia los defensores de este tipo de educación, demostrando así su incapacidad para ocupar el cargo que ostenta en la Xunta de Galicia.
Por si esto fuera poco el Presidente de la Xunta hace unas declaraciones en las que dice:  “Espero que la Conselleria de Educacion ejerza todas las capacidades de las que disponemos para que no se siga produciendo con fondos publicos una diferencia de género que resulta francamente dificil de entender a las alturas del tiempo que corre, en cualquier caso en el ambito publico y en el ambito de la financiación de lo publico…”
Curiosamente es la misma Coselleira de Educación la que corrige al Presidente matizando que estos centros se encuentran en la legalidad, lo que nos indica del desconocimiento del que hace gala el Presidente de la Xunta en materia de Educación. Por otra parte no estaría de más una disculpa pública ante las acusaciones realizadas y su reacción ante las presiones del sindicato nacionalista.
Han sido muchos los debates, entrevistas y noticias en los medios de comunicación durante estos días.
La CECE ha enviado varias notas de prensa de las que entresacamos algún párrafo:
“CECE- Galicia quiere dejar claro que los colegios que están en el centro de esta polémica artificial, explicada solamente por razones electorales, cumplen escrupulosamente con la legislación vigente y cuentan con el apoyo de las familias que año tras año los eligen para la escolarización de sus hijos y que todos cuentan con los preceptos necesarios para acceder al concierto educativo.”
“Desde CECE-GALICIA queremos recordarle al Presidente que para que exista libertad de enseñanza es necesario que pueda ofrecerse a la sociedad una oferta amplia y heterogénea y para ello la libertad de empresa es absolutamente imprescindible. Nos parece bien que tenga opiniones personales que debe exponer con libertad alrededor de un café y con sus amigos pero hace un grave daño a la institución que representa cuando esas opiniones se vierten públicamente como Presidente de la Xunta y además erosionan derechos Constitucionales.”
Por su parte EASSE-Galicia envió a los medios las siguiente nota de prensa:
Ante la demanda interpuesta por la CIG a la Consellería de Educación contra Centros de Educación diferenciada por el mantenimiento con fondos públicos de los conciertos educativos, la Asociación Europea de Centros de Educación Diferenciada (EASSE-Galicia) quiere aclarar varios extremos:
La LOE en su artículo 84 sobre la admisión de alumnos recoge que “En ningún caso habrá discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”.
Para interpretar correctamente este artículo hay que hacerlo desde el Derecho, y éste reconoce como discriminación el “dar trato de inferioridad a una persona o colectividad por motivos de raza, sexo, religión, etc.”
En el campo legal y jurídico para que se produzca discriminación es necesario, que haya trato de inferioridad que se pueda producir, en este caso entre hombres y mujeres y en el ámbito de la enseñanza. Es decir, existe discriminación si en una escuela se da trato de inferioridad a un niño/a o grupo de niños/as, independientemente de que se encuentren juntos en un centro de educación mixta, o separados en un centro de educación diferenciada.
En lo que concierne a la discriminación en la enseñanza es la UNESCO en su artículo 2 en su Convención contra la Discriminación en el Ámbito de la Enseñanza la que define claramente su dimensión y dice que no se considera discriminación: “La creación o el mantenimiento de sistemas o centros de enseñanza separados para los alumnos de sexo masculino y para los de sexo femenino, siempre que estos sistemas o centros ofrezcan facilidades equivalentes de acceso a la enseñanza, dispongan de un personal docente igualmente cualificado, de locales escolares y de un equipamiento de igual calidad, y permitan seguir los mismos programas de estudio o programas equivalentes”.
Los centros de Educación Diferenciada tienen un profesorado cualificado, ofrecen el currículo según la legislación vigente y sus instalaciones son de calidad. Por lo cual cabe afirmar que estos centros no  discriminan por razón de sexo.
La LOE en su disposición adicional vigésimo quinta, hablando de la igualdad entre hombres y mujeres dice: “Con el fin de favorecer la igualdad de derechos y oportunidades y fomentar la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, los centros que desarrollen el principio de coeducación en todas las etapas educativas, serán objeto de atención preferente y prioritaria en la aplicación de las previsiones recogidas en la presente Ley, sin perjuicio de lo dispuesto en los convenios internacionales suscritos por España”.
En esta disposición esta implícitamente aceptada la Educación Diferenciada ya que se dice que tendrán atención preferente los centros que desarrollen el principio de coeducación. Esa atención preferente lleva implícito que será sobre los centros de diferenciada por lo que la misma LOE admite este tipo de agrupamiento de alumnos.
Y hace referencia que eso será “sin perjuicio de lo dispuesto en los convenios internacionales suscritos por España”, en clara alusión al artículo de la UNESCO explicado anteriormente en esta nota.
Teniendo en cuenta los argumentos expuestos tenemos que denunciar la manipulación que hace la CIG al pervertir un artículo de la LOE para arremeter contra los centros de educación  diferenciada. En estos centros ni se discrimina ni se segrega, sencillamente se adopta un modelo pedagógico que está cada vez más en auge entre los países de nuestro entorno, y como ejercicio de la libertad  de enseñanza dentro de ley  tiene derecho a su financiación con fondos públicos.